todo sobre animales

10 señales de que tu gato está estresado

Categorias relacionadas

Puede ser confuso por qué un gato puede estar estresado cuando parece que todo lo que hace es dormir, comer y sentarse en su computadora, pero el hecho es que los gatos pueden desarrollar estrés al igual que sus contrapartes humanas. Esto es especialmente cierto si se altera su rutina habitual y no saben qué hacer. Puede ser algo tan pequeño como una caja de arena que no se limpia con la frecuencia suficiente, o algo más grande como sentirse asustado, enfermo o traumatizado. ¡Incluso tú puedes estresarlos!

Crédito de la imagen: SVproduction/iStock/GettyImages

Vídeo del día

Si te has estado preguntando si tu gato está estresado o no, aquí hay diez indicadores de que podría estarlo.

1. Cepillado o rascado excesivo

Su gato puede llevar a cabo su ansiedad o estrés acicalándose o rascándose hasta el punto de perder el pelaje e irritarse la piel, como cuando los humanos se muerden las uñas. Si este es el caso, consulta con tu veterinario algunas soluciones para ayudar a tu gato a calmarse.

2. Suciedad en la casa

Su gato puede mostrar que está ansioso al usar el baño fuera de su baño. Esto podría ser un signo de mala conducta o podría ser causado por problemas intestinales. Debe llevarlos al veterinario de cualquier manera para averiguar la mejor manera de manejar la situación.

3. Vigilancia extrema

Si tu gato está ansioso, es posible que pase mucho tiempo escondiéndose debajo de la cama o los muebles, o protegiendo su entorno. Esto puede convertirse en agresión y debe abordarse con una visita al veterinario lo antes posible.

Crédito de la imagen: Anton Eine/EyeEm/EyeEm Premium/GettyImages

4. Volviéndose extra vocal

Tu gato puede mostrar su ansiedad aullando y maullando mucho. Definitivamente, hay algunos gatos que son 'conversadores' naturales, pero si su gato normalmente no es tan vocal y comienza a maullar o maullar regularmente, esto es un indicador de que está molesto y potencialmente ha desarrollado ansiedad.

5. Falta de apetito

Cuando los humanos nos sentimos molestos o ansiosos, a veces perdemos el apetito. Lo mismo ocurre con los gatos. Si tu gato deja de comer o empieza a comer muy poco, esto podría ser una señal de ansiedad.

6. Letargo

Si tu gato comienza a dormir más de lo normal o pierde mucha energía, esto podría indicar ansiedad y debe abordarse rápidamente con una visita al veterinario.

Crédito de la imagen: Alexandra Jursova/Momento/GettyImages

7. Agresión

Si tu gato se vuelve agresivo con otros animales o personas, esta podría ser una forma en que se manifiesta la ansiedad. La agresión es otra razón para llevar a tu gato al veterinario rápidamente.

8. Mayor dependencia

A veces puede suceder lo contrario, y tu gato puede volverse pegajoso o molesto cada vez que te vas. Este comportamiento también puede coincidir con ser vocal si no estás a la vista. Esta ansiedad por separación puede estar relacionada con la ansiedad general.

9. Problemas de barriga

Si su gato desarrolla diarrea, estreñimiento u otros problemas cuando usa el baño, esto podría ser una señal de angustia interiorizada de ansiedad. Dado que también podría ser un indicador de otros problemas de salud, lo mejor es llevar a tu gato al veterinario para que lo visite.

10. Cambios generales en el comportamiento

Conoces a tu gato. Si solía estar cómodo y ahora está distante, solía estar tranquilo y ahora se sobresalta ante cualquier ruido, solía ser bullicioso y ahora no tiene energía, todos estos podrían ser indicadores de que su gato sufre de ansiedad.

Si nota alguno de estos signos de ansiedad, asegúrese de ir primero a su veterinario para asegurarse de que no sea una dolencia física que cause la ansiedad. Si no es así, su veterinario conocerá algunas buenas soluciones para ayudar con la ansiedad mental. Algunos recomiendan un árbol para gatos para permitir que su gato trepe y juegue y tenga su propio espacio. Los juguetes de rompecabezas de comida también son una buena actividad para que tu gato use sus habilidades de caza y comida. Los juguetes giratorios ayudan a mantener a tu gato activo y con poca ansiedad, así que si puedes, ¡cambia el tiempo de juego!

Si la ansiedad de su gato es extrema, puede ser hora de hablar con su veterinario acerca de algunos suplementos naturales u otros medicamentos que puedan ayudarlo a sentirse menos estresado. De lo contrario, sea paciente, amable y ofrézcale a su gato todas las opciones calmantes para gatitos, como acurrucarse y tal vez algunos juguetes nuevos y golosinas calmantes que ayudarán a aliviar esa ansiedad. Mientras estás en eso, ¡haz lo mismo por ti también!

Deje su comentario
Nombre
Correo electrónico
Comentario