todo sobre animales

Cisticercosis (tenia del zorro) en perros: síntomas, causas y diagnóstico

Categorias relacionadas
Crédito de la imagen: WLADIMIR BULGAR/SCIENCE PHOTO LIBRARY/Science Photo Library/GettyImages

Amas a tu perro y quieres mantenerlo a salvo. Pero a veces, el entorno parece estar en desacuerdo, con cada rincón y grieta un campo minado potencial de infecciones y enfermedades. Desde garrapatas hasta pulgas, tricocéfalos y lombrices intestinales, y esos desagradables nematodos, parásitos y patógenos acechan en cada esquina, detrás de cada árbol, en el suelo, en el agua y en las heces de los animales salvajes, por ejemplo, las tenias del zorro, que causan cisticercosis en perros.

Vídeo del día

Todas las infecciones por tenia en perros no son iguales, la mayoría son fáciles de eliminar y solo causan síntomas leves. Pero la cisticercosis, conocida como infección por tenia del zorro, puede tener resultados graves, especialmente en perros ancianos o perros jóvenes inmunocomprometidos. Aunque es una enfermedad rara, según el Instituto Canadiense de Salud Animal, se considera una amenaza emergente en algunas regiones de EE. UU. y Canadá, y puede ser mortal. Afortunadamente, muchos perros no presentan ningún síntoma.

Una de las más de 60 especies de tenias de tenias que existen en todo el mundo, Echinococcus multilocularis, miembro de la familia de tenias Taeniidae, es única entre ellas por su capacidad de reproducirse rápidamente dentro del cuerpo de un perro. El organismo se origina en las heces de cánidos salvajes como zorros o coyotes infectados y se conoce como cisticerco proliferativo porque se multiplica en un proceso asexual llamado gemación. En consecuencia, solo se necesitan uno o dos parásitos para transformarse en una infección masiva en los tejidos del hígado, el abdomen, los pulmones, los músculos y los tejidos debajo de la piel donde forma quistes. Mientras que la mayoría de los otros segmentos de tenias parecen semillas de pepino o granos de arroz y son visibles en el pelaje de su perro, las tenias de zorro son diminutas, de aproximadamente 3 a 6 mm de largo, y no se descubren fácilmente.

Crédito de la imagen: Ed Reschke/Photolibrary/GettyImages

La cisticercosis asociada con E. multilocularis también ocurre en las personas; se desconoce su origen. Afortunadamente, no es una enfermedad zoonótica en ninguna etapa, por lo que no debe preocuparse por contraer cisticercosis de su perro.

¿Cómo se infecta un perro con cisticercosis y qué son las tenias?

La infección por tenia del zorro ocurre cuando un perro ingiere huevos de E. multilocularis o, a veces, las larvas (cisticercos) que se encuentran en las heces de zorros o coyotes infectados que contaminan la vegetación y el medio ambiente circundante. A la mayoría de los perros les encanta revolcarse en cualquier cosa picante, incluidos los excrementos de otros animales, y pueden contraer el parásito fácilmente de esta manera. De manera similar, olfatear el suelo o jugar con palos y otros objetos al aire libre, o comer directamente heces de zorro o coyote puede ser el modo de infección. En el caso de los perros coprófagos, la autoinfección se produce cuando el perro se reinfecta al ingerir sus propias heces que contienen los huevos del parásito.

Las tenias en perros (y gatos) son parásitos, lo que significa que sus vidas dependen de la explotación de uno o más huéspedes. Sus ciclos de vida se conocen como complejos o indirectos porque las tenias necesitan dos huéspedes mamíferos para sus diversas etapas de vida en comparación con un parásito con un ciclo de vida directo que necesita solo un huésped, por ejemplo, pulgas o tricocéfalos.

El perro es el huésped definitivo de las tenias o aquel en el que la tenia madura, se reproduce y genera huevos. El huésped intermediario come los huevos de los parásitos de un ambiente contaminado por el huésped definitivo. A su vez, los huevos eclosionan en la etapa inmadura o larval (metacestodo) y se desarrollan dentro del huésped intermedio, como un roedor. Si un perro come un roedor infectado, ingerirá la forma adulta de la tenia y propagará la enfermedad por todo su entorno.

Crédito de la imagen: Ed Reschke/Photolibrary/GettyImages

Síntomas y signos clínicos de la cisticercosis.

Al principio, es posible que su perro no presente ningún signo clínico de infección por tenia del zorro. No es hasta que grupos de parásitos invaden sus tejidos que los síntomas son observables. Consulte a su veterinario de inmediato si detecta alguno de estos comportamientos anormales y síntomas de cisticercosis en su perro:

  • Letargo o lentitud.
  • Debilidad causada por la anemia.
  • Coloración amarillenta de la piel que ocurre si el parásito está en la cavidad abdominal.
  • Pérdida de peso o anorexia.
  • Dificultad respiratoria.

¿Cómo diagnostica un veterinario una infección por tenia del zorro o cisticercosis?

Si sospecha cisticercosis, recolecte una muestra de heces de su perro para llevarla al veterinario. El veterinario realizará un examen físico completo y revisará el historial médico de tu perro. Se le pedirá sus observaciones de los síntomas y la actividad reciente de su perro, por lo que es aconsejable tomar notas para ayudar en el diagnóstico.

El análisis de sangre con un hemograma completo y un análisis de orina son herramientas de diagnóstico de rutina. Un perfil bioquímico revelará cualquier anomalía en la funcionalidad de los órganos internos y el recuento de electrolitos. Se utilizan rayos X y otros diagnósticos por imágenes para detectar los quistes y determinar si las masas son tumores cancerosos. La muestra de heces se evaluará para detectar la presencia de huevos del parásito, pero en sí misma no es una prueba positiva ya que es difícil distinguir diferentes parásitos solo por sus huevos.

Crédito de la imagen: primeimages/E+/GettyImages

Protocolo de tratamiento de la cisticercosis.

El tratamiento para la cisticercosis consiste en medicamentos antiparasitarios y desparasitantes o en la extirpación quirúrgica de las tenias. Ambos son medios efectivos para librar a su perro de los gusanos.

En la extirpación quirúrgica, su veterinario extrae el extremo frontal o interior de las tenias que están adheridas a los tejidos de su perro mediante ganchos y ventosas. Los antihelmínticos son medicamentos antiparasitarios que matan a los parásitos que luego son expulsados.

Cómo evitar que tu perro se infecte de tenia del zorro o cisticercosis.

La prevención de la infección por la tenia del zorro en su perro es tan simple como evitar los hábitats de la vida silvestre, vigilar a su perro y lo que come cuando está afuera y frenar el hábito de olfatear y revolcarse en 'cosas malolientes'. Si se encuentra en un área con informes de cisticercosis en perros, mantenga a su amigo canino atado cuando navegue por senderos, áreas boscosas y matorrales.

Siempre consulte con su veterinario antes de cambiar la dieta, la medicación o las rutinas de actividad física de su mascota. Esta información no reemplaza la opinión de un veterinario.

Deje su comentario
Nombre
Correo electrónico
Comentario