todo sobre animales

Cómo apoyar las piernas debilitadas de un perro mayor

Categorias relacionadas

Si su perro viejo tiene las piernas separadas o tiene dificultad para levantarse, es posible que necesite algo de apoyo para sus piernas debilitadas. Es normal que la fuerza disminuya con la edad, y los perros mayores también tienen más probabilidades de tener afecciones que pueden causar dolor en las articulaciones o pérdida de masa muscular, como artritis, displasia de cadera o mielopatía degenerativa. Darle a tu perro mayor el apoyo que necesita asegura que todavía pueda hacer el ejercicio que tanto necesita y seguir disfrutando de sus años de vejez.

Un perro mayor necesita más tiempo, atención y cuidado que un perro más joven Crédito de la imagen: mariakbell/iStock/Getty Images

Vídeo del día

Tratamiento médico para las piernas de los perros que pierden en la vejez

Si las piernas de su perro se están debilitando en la vejez, es posible que tenga una afección médica que puede tratarse. Una vez que tenga un diagnóstico de su veterinario, puede analizar las opciones de tratamiento y decidir si son adecuadas para su mascota. La osteoartritis es común en perros mayores. Las opciones de tratamiento a menudo incluyen medicamentos, fisioterapia y terapia con láser frío.

La displasia de cadera es una condición que afecta a perros de todas las edades. Ocurre cuando la articulación de la cadera está floja, lo que puede ser doloroso para su perro. Hay muchas opciones quirúrgicas disponibles si su perro está lo suficientemente sano, pero los perros mayores corren un mayor riesgo cuando se les pone bajo anestesia. Los medicamentos, el control del peso y la fisioterapia son otras opciones de tratamiento.

Desafortunadamente, hay algunas condiciones que no tienen opciones de tratamiento disponibles además de la atención de apoyo. Un ejemplo es la mielopatía degenerativa que comienza con debilidad en las extremidades posteriores y pérdida de coordinación. En etapas posteriores, las patas delanteras también se debilitan, las patas traseras pueden paralizarse y su perro puede experimentar otros síntomas, como pérdida del control de la vejiga y dificultad para tragar.

Medicamentos y suplementos

Su veterinario puede recomendar suplementos o medicamentos recetados para ayudar a apoyar las articulaciones y los músculos debilitados de su perro mayor. Su veterinario puede recetarle medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, o AINE, para ayudar a disminuir el dolor y la inflamación en su perro mayor. Con el tiempo, estos medicamentos pueden dañar el hígado y los riñones de su perro, por lo que usted y su veterinario tendrán que sopesar los beneficios del alivio del dolor con los posibles efectos secundarios en su perro mayor.

Su veterinario también puede recomendar suplementos para proteger el cartílago, como la glucosamina y la condroitina. Puede ayudar con afecciones como artritis, displasia de cadera y lesiones de disco espinal. Desafortunadamente, hay investigaciones veterinarias limitadas para probar la efectividad de los suplementos, pero muchos dueños de perros los encuentran útiles.

Opciones de soporte físico

La artritis es común en los perros mayores. Crédito de la imagen: Jennifer Lawrence/iStock/Getty Images

Si su perro viejo tiene las piernas separadas u otros signos de debilidad, hay muchas formas de apoyarlo físicamente. Ajuste el entorno para que le resulte más fácil moverse. Esto puede incluir colocar alfombras en pisos duros y una rampa para ayudarlo a entrar y salir del automóvil sin saltar. Algunos otros ajustes pueden incluir ropa de cama nueva que elimine la presión de las articulaciones de su perro mientras descansa y un comedero elevado para que no tenga que agacharse para comer o beber.

También puedes comprar un arnés con asa para que puedas ayudar a llevar el peso de tu perro mientras camina. También puede obtener una silla de ruedas para perros para apoyar las patas traseras de su cachorro si tiene debilidad severa o parálisis.

Ejercicio y pérdida de peso.

Ya sea que su perro esté perdiendo masa muscular debido a la vejez u otra afección médica, mantener un peso saludable es fundamental para prolongar la vida de su cachorro y mejorar su calidad de vida. Hable con su veterinario acerca de cómo ajustar su dieta para que obtenga la cantidad correcta de alimentos. Limite las golosinas o disminuya la comida en los días en que ofrece muchas golosinas.

El ejercicio puede ser un desafío para los perros con problemas de movilidad, pero es importante para evitar una pérdida muscular adicional. Los dispositivos de apoyo físico pueden ayudar a su perro a salir a caminar todos los días. Manténgalo lento y constante y no presione a su perro para que vaya más lejos o más rápido de lo que puede. Elija rutas más fáciles que eviten colinas empinadas y superficies irregulares.

Los perros pueden recuperar mucho movimiento mediante el uso de sillas de ruedas. Crédito de la imagen: TheBiggles/iStock/Getty Images

Si hay condiciones climáticas adversas, considere jugar en el interior o enseñarle algunos trucos nuevos para mantenerlo ocupado. La natación puede ser una gran alternativa a las caminatas diarias. Es un buen ejercicio con mucha menos presión sobre las articulaciones de tu perro. Asegúrate de elegir un cuerpo de agua o una piscina de la que tu perro pueda salir fácilmente y que no tenga una corriente fuerte.

Deje su comentario
Nombre
Correo electrónico
Comentario