todo sobre animales

Cómo ayudar a la digestión de un perro de forma natural

Categorias relacionadas

Los perros, al igual que los humanos, tienen problemas digestivos de vez en cuando, que pueden manifestarse como vómitos, estreñimiento, diarrea o heces de apariencia inusual. Si hay sangre presente, los síntomas persisten durante más de 48 horas, o los síntomas adicionales son preocupantes, llame a su veterinario para que le aconseje, pero para las ayudas digestivas para perros que mantienen su sistema funcionando sin problemas, es probable que tenga las respuestas al alcance de su mano.

Los perros, como los humanos, tienen problemas digestivos de vez en cuando. Crédito de la imagen: María Hormeno Díaz/Moment/GettyImages

Vídeo del día

Ofrecer una dieta blanda durante varios días.

Ya sea que su perro tenga un virus o esté regurgitando el pasto que masticó, después de vomitar o tener diarrea, es bueno continuar con alimentos suaves, como arroz simple, pollo hervido o puré de papas casero. Manténgase alejado de las mezclas o las hojuelas de papa que cobran vida con líquido, ya que tienen especias que pueden alterar aún más un estómago ya irritado y también contienen otros aditivos que los perros no necesitan. Sirva solo una pequeña cantidad primero, si su perro se lo come, puede darle un poco más pero mantenga la comida más pequeña que una porción normal.

Pruebe la calabaza para múltiples síntomas

La calabaza es uno de los mejores alimentos para la digestión de los perros porque ayuda tanto al estreñimiento como a la diarrea, y a los perros les suele gustar. Asegúrese de comprar puré de calabaza enlatado y no una mezcla para pastel de calabaza, que está llena de especias.

Compre calabaza pura, no mezcla para pastel de calabaza. Haber de imagen: Vincent Scherer/iStock/GettyImages

Ponga aproximadamente 2 cucharaditas del puré en el plato limpio de su perro y vea si se lo come. Si no se lo come, mezcle la calabaza con una pequeña cantidad de comida para perros. Esto funciona mejor con comida húmeda, pero si la mezcla con croquetas secas, deje reposar la mezcla durante unos 10 minutos para ablandar las croquetas y luego revuélvala y sirva.

Agregue alimentos fibrosos lentamente

La fibra es una parte importante de una dieta saludable, y los alimentos que contienen fibra se encuentran entre los mejores alimentos para el sistema digestivo de un perro porque regula la rapidez con la que los alimentos se mueven a través del tracto digestivo. Si el perro está estreñido, la fibra acelera el movimiento, si el problema es la diarrea, la fibra lo ralentiza.

Sin embargo, no agregue comida fibrosa cuando su perro esté enfermo con vómitos y/o diarrea, ya que es difícil de digerir al principio. Una vez que el perro se sienta bien nuevamente, introduzca fibra lentamente, dándole pequeñas cantidades de vegetales enteros, como brócoli, zanahorias o judías verdes. Agregar demasiada fibra a la vez a menudo causa gases y diarrea.

Considere otros alimentos buenos para la digestión de los perros

Algunos alimentos para humanos que son buenos para las personas en realidad pueden ser tóxicos para los perros, como las cebollas y el ajo, los aguacates y las uvas. Mucha comida humana está bien para que los perros la coman y también les da vitaminas, minerales, fibra y proteínas.

Sin embargo, en lugar de darle sobras de la mesa, alimente a su perro con vegetales crudos o cocidos al vapor enteros y cortados en trozos pequeños. Los frijoles, los guisantes y las legumbres agregan fibra y vitaminas, mientras que el edamame proporciona fibra y proteína. Asegúrese de contar las calorías de todos los alimentos que agrega a la dieta de su perro y dele menos comida para perros cuando le dé comida para humanos.

Esté atento a los cambios en la caca

Las heces de un perro proporcionan información sobre su salud en general. Crédito de la imagen: James Brokensha Fotografía/Momento/GettyImages

Además de ser acuosas, como diarrea o gránulos duros, lo que indica estreñimiento y deshidratación, las heces de un perro brindan información sobre su salud general. El color de las heces puede revelar mucho sobre posibles problemas que deben investigarse más a fondo.

La caca normal es de color marrón chocolate, aunque algunas manchas de color adicionales pueden provenir de los alimentos que se comen. Las heces de color marrón oscuro o negro pueden indicar sangrado en la parte superior de los intestinos, mientras que las rayas rojas indican problemas inferiores, como cortes anales. El amarillo puede significar un problema hepático, el gris/grasoso puede indicar problemas pancreáticos, y la caca verde es un signo de posibles problemas en la vesícula biliar o de que tu perro comió mucha hierba. Consulte con su veterinario si la caca de su perro cambia de color para descartar problemas graves.

Siempre consulte con su veterinario antes de cambiar la dieta, la medicación o las rutinas de actividad física de su mascota. Esta información no reemplaza la opinión de un veterinario.

Deje su comentario
Nombre
Correo electrónico
Comentario