todo sobre animales

Cómo ayudar a un gato con daño en los nervios de las piernas

Categorias relacionadas

Cosas que necesitarás

  • Caja o sala de recuperación

  • compresa caliente

  • Compresa fría

  • vendaje o cabestrillo

Advertencia

No intente su propio tipo de fisioterapia en la pata de su gato, ya que puede correr el riesgo de sufrir más lesiones. Su papel para ayudar a su gato con el daño de los nervios de la pata dependerá de dónde esté el daño y qué lo causó. Tu veterinario puede darte instrucciones más específicas sobre cómo cuidar a tu gato en casa.

Consejo

Sea paciente, la regeneración nerviosa es un proceso lento, las fibras nerviosas crecen a razón de una pulgada por mes.

Su gato puede beneficiarse de la acupuntura, hable con su veterinario para obtener más información sobre su posible papel en la recuperación de su gato.

Ponle un collar isabelino a tu gato si se muerde la pata lesionada. Su veterinario o una tienda de mascotas local tendrán un collar que se ajuste a su gato.

Veterinario mirando al gato en la mesa Crédito de la imagen: simonkr/iStock/Getty Images

Si su veterinario ha determinado que su gato sufre daño en los nervios de su pierna, usted puede ayudarla a recuperarse. Cuidar a un gato con daño en los nervios de las patas es bastante fácil, siempre y cuando sigas las instrucciones del veterinario para asegurarte de no empeorar su condición. Tu misión principal será hacer que descanse, lo que puede ser difícil o fácil, según el nivel de actividad normal de tu gato. La ubicación de su lesión y la condición de la vaina nerviosa afectada influirán en su pronóstico.

Vídeo del día

Paso 1

Confinar a su gato a una habitación libre de oportunidades para trepar y saltar para minimizar la posibilidad de que agrave su condición. Si no tiene un espacio apropiado para mantenerlo, una jaula grande equipada con una caja de arena será suficiente.

Paso 2

Entablilla o venda ligeramente la pata de tu gato si la arrastra. Un vendaje puede servir como un cabestrillo para sostener su pierna durante su recuperación. Si no evitas que su pierna se arrastre, envuélvele un vendaje alrededor del área, haciendo contacto con el suelo para que no le irrite la piel. El vendaje debe estar lo suficientemente apretado para permanecer en su lugar, pero no tanto como para afectar su circulación.

Paso 3

Si su gato experimenta hinchazón en el lugar de la lesión, su veterinario puede recomendarle que use una compresa fría para reducir la inflamación. El veterinario puede solicitar la aplicación de la compresa en el área afectada al menos tres veces al día y hasta 10 minutos a la vez.

Paso 4

Usa un movimiento suave y controlado para mover la pata de tu gato. Los gatos con daño en los nervios de las patas corren el riesgo de atrofia muscular cuando no se utilizan los músculos. Un masaje ligero o fisioterapia, como extender la pierna y flexionar la articulación, según las indicaciones de su veterinario, mantendrán el flujo sanguíneo y la salud de los músculos, las articulaciones y los tendones.

Paso 5

Después de 48 horas, aplique calor, en forma de compresas tibias y húmedas, para mantener el flujo de sangre de su gato, lo cual es importante cuando se ha dañado un nervio. Su veterinario le dirá con qué frecuencia y durante cuánto tiempo debe aplicar calor a la herida de su gato. No aplique calor en los primeros dos días después de una lesión.

Siempre consulte con su veterinario antes de cambiar la dieta, la medicación o las rutinas de actividad física de su mascota. Esta información no reemplaza la opinión de un veterinario.

Deje su comentario
Nombre
Correo electrónico
Comentario