todo sobre animales

Cómo cuidar a tu Morkie paso a paso

Categorias relacionadas
Cómo cuidar a su Morkie paso a paso Crédito de la imagen: JStaley401/iStock/GettyImages

Cosas que necesitarás

  • peine/cepillo de dientes anchos

  • Comida de perro

  • Cuencos de comida y agua

  • Cesta/cama para mascotas y manta o paño suave

  • Champú

  • Toallas suaves y altamente absorbentes

  • cepillo de dientes

  • Caja de viaje

  • Correa

  • cortauñas

  • Tijeras

Un Morkie es una mezcla de dos razas, un Yorkshire Terries y un Maltés, el resultado es una raza maravillosa que asimiló lo mejor de ambas razas progenitoras. Un Morkie es juguetón, inteligente, extremadamente activo, gentil con los niños y otros animales en el hogar y fácil de entrenar. Son excelentes mascotas para personas mayores, familias y excelentes compañeros de juego para niños. Los morkies tienen un gran instinto de caza y, por lo tanto, les encanta perseguir pájaros, ratones o cualquier otro animal pequeño. Cuidar a tu Morkie requiere poco esfuerzo, pero requiere muchas medidas consistentes.

Vídeo del día

Paso 1

Cepilla tu Morkie diariamente o al menos una vez cada dos días. El pelo de un Morkie tiende a enredarse. El cepillado diario hace que el perro se vea genial. El mejor momento para cepillar al Morkie es inmediatamente después de alimentarlo, porque un Morkie alimentado está saciado y tranquilo.

Paso 2

Bañe a su Morkie una vez cada 15 a 30 días. Un Morkie es propenso a tener problemas en la piel, así que tenga cuidado de no bañarlo en exceso, ya que esto secará la piel del perro y le provocará picazón. Use un champú suave para el baño y asegúrese de secar bien a la mascota después del baño.

Paso 3

Recorte el pelaje de su Morkie por todo el cuerpo si no puede cepillarlo con la frecuencia necesaria. Si te gusta el pelaje largo, al menos asegúrate de que no haya pelo delante de los ojos del perro y alrededor de la abertura anal. Recorta este cabello una vez a la semana. Cortar las uñas una vez cada 40 días o cuando crezcan tanto que hagan tocar el suelo o suelo cuando el perro pasee. El mejor momento para cortar las uñas de un Morkie es después de un baño.

Paso 4

Involucre al perro con una pelota o un juguete para hacer ejercicio. Los morkies no necesitan un lugar especial para hacer ejercicio porque son muy juguetones. Sin embargo, un juguete es útil si no va a sacar al perro a pasear todos los días. Los morkies también necesitan mucha atención y amor.

Paso 5

Revise los ojos, las orejas y las patas del perro regularmente para detectar infecciones. Los morkies tienden a tener ojos llorosos, así que tenga a mano toallitas húmedas, puede comprarlas o prepararlas en casa hirviendo unas hojas de albahaca en 1/2 taza de agua y sumergiendo bolas de algodón en el agua para limpiar los ojos. Cepille los dientes del perro al menos una vez cada 15 a 30 días.

Paso 6

Alimente a su Yorkie con comida para perros de marca según las instrucciones de la bolsa. Entrene al perro para que coma bien en un momento de alimentación. Dale la comida a una hora fija, deja que el perro coma hasta saciarse y cuando deje el comedero, retíralo y no le des más comida hasta la próxima comida. El perro aprenderá a comer bien en cada comida. Asegúrese de que el perro tenga agua fresca todos los días.

Paso 7

Visite a un veterinario una vez cada seis meses para un chequeo general, aseo profesional (orejas, uñas, pelaje) y cepillado de dientes. Un peluquero profesional puede cepillar los dientes con mayor eficacia y eliminar el sarro mientras verifica si hay infecciones de las encías.

Siempre consulte con su veterinario antes de cambiar la dieta, la medicación o las rutinas de actividad física de su mascota. Esta información no reemplaza la opinión de un veterinario.

Deje su comentario
Nombre
Correo electrónico
Comentario