todo sobre animales

Cómo cuidar a un dragón barbudo enfermo

Categorias relacionadas

Prácticamente todas las enfermedades que aquejan a los dragones barbudos (Pogona vitticeps) requieren asistencia veterinaria para curarse. Diferentes condiciones médicas requieren diferentes tratamientos y algunas enfermedades pueden requerir tratamiento con antibióticos para dragones barbudos. Debido a que los dragones enfermos por lo general han estado luchando contra el patógeno infractor durante un tiempo antes de que aparezcan los síntomas, busque atención veterinaria inmediata ante la primera señal de mala salud. Proporcione a su mascota la mejor crianza posible mientras lleva a cabo el tratamiento prescrito por su veterinario.

Prácticamente todas las enfermedades que aquejan a los dragones barbudos requieren asistencia veterinaria para curarse. Crédito de la imagen: gkordus/iStock/Getty Images

Vídeo del día

Infecciones gastrointestinales en dragones barbudos

Una amplia variedad de patógenos puede hacer que los dragones barbudos produzcan heces blandas, malolientes, acuosas o cargadas de sangre. Algunos de estos agentes infecciosos también pueden causar vómitos, pérdida de apetito, letargo o pérdida de peso. Si bien un problema intestinal aislado puede no ser motivo de preocupación, los problemas repetidos exigen atención veterinaria.

Su veterinario probablemente tomará muestras de su mascota para determinar el agente causal y luego le recetará un tratamiento que ayudará a su lagarto a recuperarse. Algunos patógenos intestinales, incluidos muchos gusanos redondos, son relativamente fáciles de tratar, mientras que otros, como muchos organismos protozoarios, pueden requerir esfuerzos prolongados y experimentación por parte de su veterinario.

Infecciones respiratorias en dragones barbudos

Los dragones barbudos ocasionalmente sufren infecciones del tracto respiratorio. Algunas de estas infecciones son causadas por patógenos transmisibles, mientras que otras ocurren cuando el estrés o la crianza deficiente comprometen su respuesta inmunológica, lo que permite que las bacterias ubicuas causen enfermedades.

Las infecciones respiratorias pueden hacer que la nariz de un barbudo goteen o que aparezca un exceso de saliva cerca de la boca. El letargo y la inapetencia también son signos comunes de enfermedades respiratorias. Es probable que su veterinario le recete antibióticos a los dragones barbudos para tratar las infecciones respiratorias bacterianas. Las enfermedades causadas por virus o parásitos pueden ser más difíciles de tratar.

Otras posibles infecciones

Si tu barbudo sufre un corte, puede infectarse y requerir atención veterinaria. Mientras trata la infección, su veterinario puede recomendarle que use un sustrato de papel para evitar contaminar la herida. El estomatismo, coloquialmente llamado pudrición de la boca, no es tan común en los dragones barbudos, pero a menudo se puede tratar con antibióticos para dragones barbudos y una cría mejorada.

La piel desprendida retenida también puede provocar una infección o necrosis, revise a su lagarto regularmente para ver si hay piel vieja que se adhiera a su cuerpo. Humedece la zona con abundante agua tibia para ayudar a suavizar la piel, lo que te permitirá retirarla suavemente.

Trastornos nutricionales comunes

Al igual que muchos otros lagartos diurnos omnívoros, los dragones barbudos requieren dietas cuidadosamente diseñadas para obtener las vitaminas y minerales necesarios, así como una iluminación de espectro completo para que sus cuerpos puedan utilizar adecuadamente los recursos. Si se les alimenta con una dieta inadecuada o se les proporciona una iluminación inadecuada, los dragones barbudos pueden sufrir deficiencias nutricionales debilitantes.

Signos vagos, como letargo o falta de apetito, pueden presentarse temprano con tales problemas, pero a menudo la deficiencia pasa desapercibida hasta que las extremidades y las mandíbulas de la lagartija se vuelven flexibles, hinchadas o deformadas. Su veterinario puede prescribir suplementos o medicamentos para tratar la enfermedad, y puede recomendar implementar cambios en la dieta y la iluminación de la jaula de su lagarto.

Atención de apoyo para dragones barbudos

No importa el tipo de enfermedad que padezca su dragón barbudo, es importante brindarle la mejor calidad de crianza posible. Asegúrese de mantener su hábitat limpio y proporcione al lagarto iluminación de espectro completo, y verifique que la temperatura ambiente del hábitat esté en los 80 grados bajos y que el lugar para tomar el sol alcance al menos 100 grados Fahrenheit.

Puede ser necesario usar papel de periódico o toallas de papel como sustrato si necesita recolectar muestras de heces para su veterinario. Manipule a su mascota lo menos posible mientras esté enfermo para mantener bajo su nivel de estrés. Alimente, beba y administre medicamentos según las indicaciones de su veterinario, y manténgalo informado sobre el progreso de su mascota.

Salud e higiene humana

Los dragones barbudos pueden transmitir algunas enfermedades a los humanos. Por ejemplo, los humanos pueden contraer la bacteria salmonela de los lagartos que ni siquiera presentan signos de enfermedad, según el Journal of Clinical Microbiology. Los pentastomas, pequeños artrópodos parecidos a gusanos que pueden infectar a los reptiles, también pueden infectar a los humanos.

Siempre ejerza buenas prácticas de higiene cuando manipule reptiles, lávese las manos con agua y jabón después de tocar a su mascota o su hábitat, platos o muebles de jaula, y nunca lave artículos relacionados con reptiles en cocinas o baños utilizados por humanos.

Deje su comentario
Nombre
Correo electrónico
Comentario